Recetas – Cupcakes lemon pie

Cupcakes lemon pie

Unos cupcakes espectaculares, mis favoritos por excelencia, aunque solo sea la crema hay que probarlo

Ingredientes:

115 gr mantequilla a punto de pomada
150-220 gr azúcar
2 huevos a temperatura ambiente
200 gr harina (mezcla 150 normal y 50 de reposteria)
100-120 ml leche
15 ml aroma de vainilla o 5 ml extracto de vainilla diluida en la leche
2 sobres bicarbonato
Virutas de colores para decorar por encima
Para la crema (la original llevaba el doble pero me sobró con 21, pero si os sobra se puede comer a cucharadas):
1 limón (ralladura y zumo por separado)
1 huevo (podéis duplicar la mezcla y dejar las claras para el merengue y usar la yemas para la crema)
60 ml agua
25gr mantequilla
50 gr azúcar
10 gr harina de maiz diluida en agua
Para el merengue:
2 claras de huevo
65gr azucar glass

Preparación

Mezclar la harina con el bicarbonato.
En otro bol, batir la mantequilla, añadiendo el azúcar poco a poco hasta que blanquee.
Añadir los huevos uno a uno, la mitad de harina, la leche y la harina restante.
Rellenar las cápsulas 2/3 y hornear a 180-200ºC 15-20 minutos.
Dejar enfriar, poner en una rejilla y seguir dejando enfriar.

Truco: si poneis un poco de azúcar sobre los cupcakes por encima antes de hornear os aguantarán un par de días más tiernos y esponjosos.

Crema de limon:

Poner todos los ingredientes en una cazuela a fuego medio, menos el huevo y la maizena diluida en agua.
Cascar el huevo en un bol, verter un poco de la mezcla de la cazuela en el bol, batir rápidamente e incorporar a la cazuela, sin dejar de remover añadimos la maizena y ponemos a fuego lento hasta que espese sin dejar de batir.
Dejar enfriar

Merengue:

Batir las claras y cuando estén semimontadas añadir el azúcar glass poco a poco.
Introducir en una manga pastelera

Montaje:

Hacer un agujero por encima de los cupcakes en forma de cono invertido, rellenamos con la crema y tapamos.
Ponemos el merengue por encima y decoramos con fideos de colores. Lo normal sería disfrutar, pero mejor os coméis uno y los escondéis porque si no desaparece en un día.