Recetas – Cupcakes de chocolate crocante

Cupcakes de chocolate crocante

Recetas de dulces

Ingredientes

1 taza de Azúcar
1 y 1/2 tazas de Harina
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de Levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
1/2 taza de Cacao amargo
1/2 taza de Agua caliente
170 gr de manteca (mantequilla)
2 Huevos grandes (a temperatura ambiente)
1/2 cucharada de ESENCIA DE Vainilla
1/2 taza de Yogur natural (la receta lleva crema que reemplacé como Sonia por yogur)
Para la Cobertura (2 tazas):
225 gr de chocolate negro de buena calidad
1 taza de crema espesa
Para decorar:
Rizos de chocolate negro

Preparación

Precalentar el horno a 170° grados.
En un bowl mezclar bien el cacao amargo con el agua caliente y reservar.
En otro bol grande mezclar la harina, el bicarbonato, el polvo leudante y la sal.
Tamizar y reservar.
Fundir la manteca junto con el azúcar, removiendo. Una vez fundida pasamos la mezcla a un recipiente para seguir la preparación con batidora eléctrica hasta que enfríe.
Una vez fría, añadir los huevos de a uno y la vainilla mientras se bate, la mezcla de chocolate y continuar hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.
Reducir la velocidad y agregar la harina en dos tandas, alternando con la crema (o el yogur), sir batir demasiado para que no pierda aire.
Rellenar los moldes de los cupcakes hasta 3/4 de su capacidad.
Hornear aproximadamente 20 minutos. Comprobamos que estén cocidos pinchando con un palillo en el centro. Una vez fríos desmoldarlos y decorar con la cubierta de ganache, en este caso con dulce de leche.
Realización de la ganache de chocolate para la cobertura:
Cortamos el chocolate en trozos. Reservar.
Calentar la crema (nata) en una cacerolita sin que llegue a hervir. La volcamos sobre el chocolate y sin mezclarlo, esperamos a que el chocolate se derrita.
Con cuidado y una vez que el chocolate se haya fundido, mezclamos hasta que resulte suave y brillante.
Llevamos a la heladera y volvemos a mezclar suavemente cada 5 minutos hasta que el chocolate empiece a endurecerse un poquito y se aclare su color. Ya podemos cubrir los cupcakes.